• Regístrate y obten
    un 10% de descuento
    en tu primera compra

  • Más Tarde

INSCRÍBETE

  • Regístrate y obten
    un 10% de descuento
    en tu primera compra

  • Más Tarde

ENVÍOS GRATIS: QRO / CDMX / GTO / GDL / SLP / MTY / PUE / MOR / EDOMEX

Lee nuestro blog

Esto es un articulo

WORKING MOM

Publicado el 30 April 2019

Home Office: ¡Te enseñamos a diseñarlo a tu manera!

Ser una mamá que trata de hacer malabarismos entre un trabajo y una vida familiar es algo difícil. Por eso queremos darte algunos consejos sobre cómo puedes alcanzar un equilibrio ideal entre la vida laboral y la personal convirtiendo algún espacio de tu hogar en un especial y cómodo “home office”.

Elige el espacio indicado

Es básico tener una habitación o un rincón de tu casa destinado a un estudio. No importa si es grande o pequeño, pero debe invitar a la concentración, ser práctico, cómodo e iluminado.

Si tienes posibilidad de ubicar tu “home office” en un espacio con al menos una ventana sería ideal. Si no, piensa en una o dos lámparas que combinen con tu espacio y que además te den la luz que necesitas.

Piezas esenciales que tendrás que considerar

Aunque no seamos conscientes, pasamos gran parte del día frente a un escritorio en casa. Escojamos entonces para empezar un escritorio funcional, de un tamaño justo para nuestro espacio y que se adapte a nuestras necesidades.

La silla debe ser cómoda y ergonómica, pero no olvidemos que queremos personalizar nuestro espacio para sentirnos a gusto y ser más creativos y productivos. Escoge una silla que llene tus expectativas. Se vale que tenga color si así lo deseas. Puede ser de plástico o metal, y le agregas algún almohadón, o puede ser tapizada en tela acolchada, con rueditas o sin rueditas.

Pregúntate, ¿qué estilo va contigo?

Piensa qué estilo eres, qué es lo que más te gusta y cómo es tu dinámica laboral. Eso te ayudará mucho para decidir qué tipo de estudio quieres tener.

Elementos extras que realzarán el espacio  

Necesitarás también un librero o estantería para organizar tus papeles, libros, y ¿por qué no?, para poner algo de decoración que te inspire.

Y para consentirte, alguna taza original para tu té o café, un hermoso florero, una jarra para agua, algún cuadro que te provoque alegría y todo lo que creas necesario para una experiencia diaria reconfortante.

No olvides que durante tu día, debes hacer pausas para recobrar energía y ventilar tu mente. Te sugerimos tener en tu espacio laboral un cómodo sillón o sofá, algún puff para descansar tu pies, un poco de cojinería decorativa, una canasta y una mesita lateral.

Un área de trabajo limpia y organizada con tu toque personal hará que tu día sea más productivo y que lo disfrutes al máximo.

Más Artículos

0 comentarios

Deja un comentario

VERANO EN CASA

Busca en la tienda

Ornametría